Un correcto cuidado del drenaje es de suma importancia para la salud de tu familia y para la salud pública. Estas son algunas normas a seguir:

1. ¡Sin desperdicios!: no tires desperdicios, grasas, residuos sólidos o sobras de comida por el desagüe del fregadero.

2. Recoge los cabellos
que hayan caído al peinarte para que no entren por el desagüe.

3. Asegúrate que todos los sumideros de la casa disponen de una rejilla que evite el paso de residuos al desagüe.

4. Evita arrojar en el inodoro
toallas de papel, compresas, o algodones. De esta manera evitaras obstruir la tubería.

5. Los hoteleros o dueños de restaurantes deben reciclar el aceite sobrante y nunca eliminarlo por los desagües. Es recomendable verter la grasa en recipientes y llevarla a un punto limpio.

6. Denuncia el robo
de tapas de alcantarillado que pone en peligro tu seguridad en la calle.

7. Cuando hagas café, aprovechemos ese residuo que nos queda en la cafetera, para verterlo dentro del desagüe, y luego vierte un poco de agua caliente para que la temperatura combinado con el café limpie tu tubería.

8. Si tu fregadero se llegará a tapar, te sugerimos que con la ayuda de un par de guantes de goma o látex y una taza vacía, primero saques toda esa agua estancada para verterla en algún otro balde o embace más grande, luego, con la ayuda de una cuchara, aplica una taza de bicarbonato de sodio dentro del drenaje, seguidamente vierte una taza de vinagre dentro del desagüe, y con la asistencia de un chupón, tapa el desagüe.